Go

Iglesia Bautista de Waldorf

¿Quien Creerá?

La profecía de Isaías acerca de Cristo empieza con dos preguntas. ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? y ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? Son dos preguntas que llaman a la fe. ¿Quién creerá solo porque la Palabra de Dios lo declara? ¿Quién creerá a pesar de las circunstancias? ¿Por qué la gente rechazaría al Salvador que vendría?

 

I La tierna planta (v2).

“Subirá cual renuevo delante de él”. Es una profecía de Cristo que vendría. ¡Que descripción de Jesús! ¡Él siempre nos sorprende! El milagro de su encarnación, su entrada a este mundo como pequeño bebe, su desarrollo en su familia. La ternura seria siempre una parte de Su vida. Tenía tiempo para los niños, para los leprosos y otros rechazados vinieron a El. Recibió al quebrantado, al triste, al pecador. Sus lágrimas nos revelan su tierno corazón.

 

II La raíz de tierra seca (v.2)

“como raíz de tierra seca”. Para Israel parecía que era imposible que produjera esto. Habían apedreado a los profetas y se habían rehusado a su mensaje. Estaban bajo el yugo del Imperio Romano, eran desechados de entre las naciones, pero las Escrituras declaran que ellos producirían al Salvador. Cuando Jesús vino nació con padres pobres. Vino de Nazaret. Aun los judíos batallan con esto, decían nada bueno puede salir de Nazaret (Jn. 1:46). Ningún profeta había salido de esa área (Jn.7:52). Aun así. Jesús vino de allí y fue el Salvador prometido.

 

III El Cristo despreciado y rechazado (v.3)

Una descripción sorprendente de Cristo. “no hay parecer en él, ni hermosura”. No estaba en lugar esplendido, no estaba en regia pompa ni esplendor. Los judíos esperaban un Rey no un sirviente. “le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”. Nada llamativo en El. Todavía no sabemos nada de su apariencia física. Para entender este verso veámoslo antes y después. Esta es una escena de la cruz (Isaías 52:14 y Isaías 53:3-5). Nada hermoso acerca de la cruz, los clavos, las espinas, la sangre, el sufrimiento y la muerte. En la cruz El pago por nuestros pecados.

Read More